entrevista con jose escribano informativos.net

10 de agosto de 2022

Te traemos la primera entrega de la entrevista que hemos realizado a José Escribano, responsable de contenidos de informativos.net, fundación dedicada a la divulgación de información de calidad sobre ciencia, innovación y tecnología.

Debido a su amplio contenido, hemos dividido la entrevista en dos partes, una primera centrada en el mercado energético y una segunda, que publicaremos la próxima semana, en la que hablaremos de la situación del sector fotovoltaico en la actualidad.

Estamos seguros de que tanto una como otra te serán de gran utilidad para comprender mejor este interesante mundo en el que nos movemos. Te invitamos a leerlas.

Te defines como un “polímata”, alguien con grandes conocimientos en diversas materias. ¿De dónde te vienen estas “ansias” de aprender?

Más que ‘grandes’ conocimientos diría ‘amplios’. Llevo más 20 años de periodismo como responsable de contenidos en Informativos.Net y eso supone estar en proceso de formación continua en múltiples temas, así como disponer de una agenda de contactos potente.

A raíz de la crisis de 2008, viendo como nuestros mejores científicos, investigadores, etc. salían de España al extranjero, porque no disponían de financiación, dimos un giro a nuestra línea editorial y decidimos darles voz. Nos enfocamos en entrevistas a científicos, investigadores, asesores de gobiernos, economistas, filósofos… expertos con opinión formada, muy preparados, con los que analizamos en directo diversos temas de actualidad para entenderlos mejor y fomentar el pensamiento crítico, así como para visibilizar la importancia de su trabajo de cara a la sociedad.

Tener el privilegio de hablar y analizar temas de actualidad con muchos expertos, y desde diferentes puntos de vista, me ha aportado una visión crítica y multidisciplinar muy útil en los entornos empresariales donde colaboro. Ha sido resultado de un proceso natural.

Uno de tus objetivos a nivel profesional es “proteger y fomentar el periodismo independiente divulgativo, de calidad, contrastado y riguroso, así como fomentar el pensamiento crítico y la información de calidad para la ciudadanía desde la ética y la transparencia. ¿Cómo se consigue esto?

Volviendo a los orígenes del periodismo. Reivindicando los valores que han caracterizado a este oficio: compromiso social, vocación de servicio y responsabilidad. Por eso creamos hace escasamente un año la Fundación Informativos.Net. Asumimos el compromiso de informar y acercar a nuestros lectores la opinión formada de reconocidos expertos sin caer en modelos populistas basados en aportar soluciones o explicaciones sencillas a problemas complejos.

Cualquier persona que vea nuestras entrevistas seguramente estará mejor informada que la media y podrá comenzar a forjarse una opinión crítica sobre temas que van desde la sanidad hasta la economía, la geopolítica, la filosofía, la historia, la energía, el cambio climático…

Lo importante es que la opinión de estos expertos sirva para poder analizar situaciones desde un punto de vista más crítico. La vida es resultado de las decisiones que tomamos y estar bien informado es crucial.

Hablemos de energía. ¿Cuáles son los puntos claves para que la transición hacia las energías renovables sea real?

Como acabo de decir, lo primero, básico y fundamental, es disponer de buena información, correcta y contrastada. Para nosotros es un tema de interés desde hace años.

Hemos realizado varias entrevistas a expertos y científicos, como Antonio Turiel (investigador del CSIC), Alicia Valero (investigadora, experta en optimización de recursos energéticos y materiales críticos), Pedro Prieto (experto en energía) o Marcel Coderch (experto en energía y sostenibilidad) y todos ellos coinciden en que el principal problema es que estamos centrando nuestro crecimiento en una utopía basada en la disponibilidad de recursos infinitos, cuando nuestro planeta cuenta con recursos finitos.

Nuestros políticos están tomando sus decisiones al margen de las consideraciones técnicas reales, de modo que negar los límites de crecimiento que tenemos es el principal problema.

Después, añadiría el desconocimiento del alcance real de dicho problema. Es fundamental saber que, aproximadamente, el 80% de la energía mundial proviene de fuentes fósiles (petróleo, carbón y gas) y que sólo el 20% restante es electricidad.

Cuando hablamos de generación fotovoltaica o renovable, la cual aporta el 30 o 40% del mix eléctrico, nos referimos al 20% eléctrico. Aunque cubriéramos el 100% de la producción eléctrica con renovables, el problema es cómo resolvemos el 80% restante que depende de las energías fósiles (petróleo, carbón, gas) y que es difícilmente electrificable: el transporte aéreo, las flotas mercantes, la agricultura y la pesca mecanizadas, el transporte terrestre pesado de largas distancias, las industrias cementeras, siderúrgicas o de maquinaria pesada, los ejércitos… “¿Imagina alguien a Rusia en guerra funcionando con energía fotovoltaica? Evidentemente, no”, nos sentenció Pedro Prieto sobre este tema.

Pero es que, actualmente, el 72% de ese 20% de energía eléctrica se produce ¡con energías fósiles! Y sólo el 11% de ese 20% proviene de fuentes renovables: geotermia, hidroeléctrica y solar-eólica.

Y de ese 11%, finalmente, solo el 3,4% proviene de fuentes solares-eólicas. El resto proviene de nuclear principalmente.

Con un gráfico lo podemos ver mejor:

grafica produccion eneretica
Fuente: BP Statistical Review of World Energy 2021. Datos 2020.

Es decir, si no somos conscientes del tremendo reto al que nos enfrentamos, jamás podremos actuar con la celeridad y responsabilidad que exigen nuestros científicos.

Los ciudadanos deben ser conscientes de los retos a los que nos enfrentamos como humanidad en los próximos años, porque sin su participación y compromiso el proceso será muy desagradable y traumático.

El pico del petróleo ya se alcanzó en 2018. Estamos en el tiempo de descuento y la situación es muy grave.

Entonces, ¿crees que es posible alcanzar los objetivos fijados por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030?

No. Es vox populi y lamentablemente está asumido por todo el mundo. Pero nadie lo dice. Es lo que comentaba; estamos ignorando el problema en vez de afrontarlo con la determinación que requiere. Alicia Valero nos explicaba en su entrevista que “la temperatura aumentará más de dos grados. De hecho, reducir al grado y medio estoy convencidísima de que no lo alcanzamos seguro; y el objetivo de los dos grados va a ser francamente complicado de alcanzar”.

Si queremos reducir el CO2 en la atmósfera hay que reducir el consumo energético, ese 80% responsable de las emisiones de CO2 que no es eléctrico ni electrificable. No podemos seguir creciendo y esperar que se reduzca el calentamiento global. Hay que reducir el consumo.

Y aquí también hay clases. Un estadounidense consume 13.000W al año; los europeos estamos en la mitad, 5.000W-6.000W; mientras que los africanos son los que menos consumen, 600W/año.

La media mundial es de 2.622W para cada uno de los 7.800 MM de habitantes del planeta. Este consumo energético es insostenible, porque la capacidad del planeta está un 60-70% por debajo.

¿Cuáles son los obstáculos con los que se encuentra esta transición ecológica?

Te respondo rápidamente: los límites físicos del planeta. Los recursos son limitados, aunque nuestros dirigentes se empeñen en ignorarlo. No hay suficientes minerales para abordar el nuevo modelo de economía verde. En 20 años hemos extraído tanto cobre como el que se ha extraído en toda la historia desde que tenemos registros. Incluso duplicando todas las reservas que hemos utilizado en la historia, al ritmo de extracción que necesitamos, en 15 ó 30 años se agotarían.

Alicia Valero es clara en esto: una cosa son los recursos que existen y otra las reservas. Las reservas que tenemos identificadas en la actualidad y que son rentables no cubren la demanda prevista.

Y fantasear con ampliar la búsqueda de nuevos yacimientos, recursos, a los polos o los fondos marinos no es un enfoque muy inteligente, medioambientalmente hablando.

El precio de la luz está alcanzando valores desorbitados en los últimos tiempos. ¿A qué es debido? ¿Cuál es la solución para ponerle freno?

Al especial, por anómalo, sistema de subasta eléctrica de nuestro país. Europa lleva tiempo pidiendo cambios que aporten más transparencia al sector. El famoso concepto, exclusivo de España, de los ‘beneficios caídos del cielo’ ya da una idea en su definición del absurdo.

Este modelo que se creó en su momento para apoyar cierto tipo de energías ha dejado de ser válido hace tiempo. No es normal que si vamos al súper y compramos patatas, lechuga, leche, pan, agua y jamón de bellota todo se cobre a precio de ‘pata negra’. Es lo que ocurre actualmente. Y es absurdo.

En la generación eléctrica participan las renovables (hidráulica, eólica y fotovoltaica), la nuclear y las centrales de ciclo combinado (que funcionan con gas), pero el precio de venta se fija según el coste de la energía más cara de producir: el gas.

De modo que, si ponemos en marcha una central de ciclo combinado para que aporte un 3% del mix eléctrico, toda la energía de ese día se venderá al precio que ésta haya fijado, aunque el 97% sea muchísimo más barato, lo que aporta ingentes cantidades de beneficios a las compañías eléctricas productoras.

Y, aunque pueda parecer oportunista la aportación puntual del gas y el ciclo combinado para aumentar los beneficios con su pequeña intervención en el mix energético, la realidad es más compleja. Para entenderlo hay que hablar de que su función, clave, es más de “estabilización” de la red eléctrica en tiempo real que de la “producción” propiamente dicha.

Si la red se desestabilizara, sufriríamos un “apagón”; por eso la función de las centrales de ciclo combinado es crítica. Lo que hay que corregir es su vinculación al precio final de la electricidad.

Es muy fácil recurrir a discursos populistas en este sentido, pero la realidad es que es un tema más serio.
La solución pasa por un gobierno con determinación que diga “¡basta!”. Porque esto no es normal, no es de sentido común, y está haciendo sufrir a muchísimas familias.

Además, esto tendría un impacto muy positivo en las economías domésticas (e industriales). Se calcula que cambiar a un modelo basado en el coste de generación real podría suponer un importante ahorro en la factura; un incremento de la disponibilidad de dinero para gasto corriente que vendría muy bien al consumo.

Insisto en que normalizar el sistema de subasta adaptándolo a los costes reales de producción es urgente. No es ético ni moral mantener un modelo de ’dinero gratis’ que beneficia a un puñado de compañías en un marco como la actual crisis económica que estamos sufriendo.

Repsol, Endesa, Iberdrola y Naturgy cerraron 2021 con un beneficio neto conjunto de 11.054 millones de euros, un 226% más que en 2020.

Pero es que Iberdrola ha conseguido los mayores beneficios de su historia en lo que llevamos de año: 3.885 millones de euros, un 8% y un 12% más que en 2020 y 2019. Y no pongo este ejemplo gratuitamente.

Estos enormes beneficios coinciden con el desembalse este invierno y primavera de las presas y pantanos que tiene en concesión para producción hidroeléctrica dejándolos en mínimos.

Los mismos que, ahora, están creando gravísimos problemas de suministro por la sequía a las poblaciones de su entorno. ¿Es legal? Sí, por supuesto. ¿Pero es ético? ¿Es lo correcto? Te respondo: no.

¿Qué opinas de la Excepción Ibérica? ¿Crees que es una medida efectiva?

Es un experimento que aún se está valorando si va a salir bien, aunque todo parece apuntar a que sí. Los 340€ de diferencia con Francia o 310€ con Alemania y casi 400€ con respecto a Italia son una realidad. Añade las bajadas sucesivas de IVA del 21% al 10% y finalmente al 5%.

Todo esto es un conjunto de medidas valientes, novedosas, que deberían ser más frecuentes por parte nuestros gobernantes como responsables del bien común y la protección y el bienestar de los ciudadanos.

Esta medida va a afectar solo al 40% de usuarios que se encuentran en el mercado regulado, donde el precio de la electricidad se fija por subasta diaria. El 60% que se encuentra en el mercado libre suele tener un precio fijo. ¿Cómo se negociará cuando venzan los contratos? Lo que está claro es que alguien ha de pagar ese diferencial.

La actual situación es insostenible. Hay que acabar con este oligopolio, multado no solo desde Europa en varias ocasiones o por la CNMC por manipulación del mercado y de la competencia, sino también en EEUU.

Aquí nuestro experto es Jorge Morales de Labra, a quien entrevistamos en 2015, para quien una de sus luchas es conseguir eliminar el ‘déficit tarifario’ de dudosa legalidad cuestionado, ya entonces, por el “Observatorio de la Deuda en la Globalización” o la “Plataforma para un Nuevo Modelo Energético”.

En resumen, lo que ha hecho el Gobierno de España es limitar el precio del gas prometiendo compensar a las compañías eléctricas generadoras por la diferencia entre el precio fijado y el de venta pública.

Aquí me gustaría hacer una pequeña reflexión porque el Gobierno ha sido hábil y denota que ha estado bien asesorado. Esto ha sido posible por la especial interconexión de la Península Ibérica con el resto de Europa, que pasa por dos únicas vías troncales, a través de los Pirineos.

El famoso concepto de ‘isla energética’ ha supuesto una ventaja competitiva que España ha sabido argumentar y defender ante Europa, ya que permite garantizar que no se exporte ‘electricidad bonificada’ desde España a Francia, evitando crear distorsiones de precios en el mercado francés y europeo. Sánchez se presentó ante Europa con un enfoque novedoso, haciendo uso de una ventaja competitiva fruto de un buen asesoramiento y una buena información.

Y esto es algo que sí nos comentan los científicos; que los gobiernos, particularmente el de España a través del Senado, están haciendo cada vez más reuniones con científicos e investigadores para analizar decisiones estratégicas y sus implicaciones en el futuro de los ciudadanos.

Lo que está pendiente de ver es si la fórmula para cubrir esa diferencia cobrando una cuota al usuario en la factura de la electricidad y, ya veremos, absorbiendo una parte también la compañía eléctrica, termina siendo un modelo válido y aceptado.

¿Qué consejos le darías a un ciudadano medio para ahorrar en su factura de la luz y ser más respetuoso con el medio ambiente? ¿Y a una empresa?

El primero y principal, de sentido común: consuma menos. Para bajar el importe de la factura hay que reducir el consumo. Mejore el aislamiento de su casa, sustituya sus electrodomésticos por otros de bajo consumo energético (el frigorífico es el gran consumidor de energía), cambie sus bombillas por leds… Todo ello supone un impacto inmediato y directo en la factura.

Lo siguiente es mejorar la eficiencia de los sistemas de climatización de la vivienda. Aquí entramos en el terreno de las grandes demandadoras de electricidad y gas.

El aire acondicionado basado en tecnología converter y la aerotermia son las joyas de la corona en cuanto a eficiencia en climatización se refiere. Con esto conseguiremos climatizar nuestra casa con mínimos consumos de energía.

Y esto va a ser muy importante en un futuro próximo, porque de igual modo que hay exenciones en el pago de impuestos, como el IBI, y subvenciones para mejorar la eficiencia energética de las viviendas, ya adelanto que muy pronto empezaremos a oír hablar de inmuebles ‘varados’, que saldrán del mercado porque no serán interesantes al no ser energéticamente sostenibles y que serán gravados con cada vez más impuestos por los ayuntamientos.

Una vez hemos reducido y estacionalizado el consumo energético, el siguiente paso sería reducir nuestra dependencia de la red eléctrica. Hablo del autoconsumo. Kilowatio que fabrico en mi tejado es kilowatio que no ‘compro’ a la compañía eléctrica y que, además, no paga peajes ni impuestos. Y aquí hay dos tecnologías: solar térmica para el agua caliente sanitaria-ACS y solar fotovoltaica (FV) que sólo genera electricidad.

En ambos casos, es una inversión que siempre sale rentable. Y mejor hacerla hoy que mañana. Ahora mismo, hay muchísima oferta y precios bajos. Esto no va a ser así siempre. Porque ya están subiendo, en torno a un 20%, por la crisis energética y de materiales. Tenemos una dependencia tecnológica de China con las placas, inversores, etc. superior al 90% y la amenaza, real, de la crisis de materiales críticos y semiconductores.

Si China decide ‘cerrar el grifo’ porque detecta una posible crisis o falta de materiales, disminuirá o parará las exportaciones, porque los primeros serán sus ciudadanos, y el resto del mundo tendremos un problema. Y esto va a pasar.

De modo que apostar por el autoconsumo es una decisión clara. La duda para el usuario hoy en día no debería ser si pone o no pone placas en su tejado; el problema es qué empresa y qué tecnología elegir. Y, aquí, el papel de las instaladoras es importante. Un buen asesoramiento, ético y leal, adaptado a las necesidades reales de cada cliente es fundamental.

Y lo que he dicho para el sector residencial es también aplicable a las empresas. Reducir la exposición a los precios de la energía, fabricar tu propia energía, es una decisión inteligente para particulares y para empresas.

Lo que no tengo tan claro es la decisión de instalar baterías. Aunque están subvencionadas creo que debe ser una decisión muy meditada, argumentada y bien calculada, estudiando cada caso en particular, porque la electricidad nocturna o para recarga de vehículos eléctricos es muy barata y no siempre justifica una inversión en baterías como se pretende hacer ver. Reclamaría más ética al sector.

¿Qué otras políticas sostenibles crees que son necesarias en nuestro país?

La gestión del agua, de los bosques, de los residuos, el reciclaje, el desperdicio alimentario… hay mucho trabajo por hacer porque en España no hemos trabajado bien los conceptos medioambientales. Este tema daría para otra entrevista.

Sobre José Escribano

José Escribano cuenta con una amplia experiencia en el sector de la fotografía, la comunicación y el periodismo.

Actualmente colabora con los departamentos de marketing, comunicación y relaciones institucionales de diversas compañías, como la Asociación Española de Pequeñas y Medianas Fundaciones (PYMEF).

Desde hace 23 años, ejerce como Responsable de Contenidos y Fotografía en Informativos.Net y hace un año creó la Fundación, cuyos principales objetivos son la divulgación de contenido informativo de calidad para la ciudadanía sobre ciencia, innovación y tecnología; la promoción del periodismo divulgativo de calidad, contrastado y riguroso; así como la lucha contra las “fakenews”.

Informativos.net ofrece más de 10.000 horas de entrevistas en vídeo mensuales a cerca de 100.000 visitantes desde su canal en Youtube (youtube.com/informativos) donde tienen más de 52.000 suscriptores

Más información en: https://fundacion.informativos.net

4 comentarios

  1. Pedro 10 de agosto de 2022 at 20:03

    Magniífico articulo y muy bien desarrollado para que se aclaren los conceptos que muchos barajan con el mas absoluto desconocimiento. Enhorabuena. Comparto

  2. admin 11 de agosto de 2022 at 09:31

    ¡Muchas gracias por tu comentario! Nos encanta leer que te ha gustado el contenido y desarrollo de la entrevista a Jose Escribano 😊
    Agradecemos que hayas compartido el artículo 🙌

  3. M Jesus 29 de agosto de 2022 at 16:17

    Gracias.
    Por compartir conocimiento. Opinar con sentido,. Informar asépticamente.
    En definitiva para las personas como yo, que queremos saber de alguna cuestión, sin pensar que está mediatizada la información, por el «pagador» del articulista.
    Es una grata sorpresa encontrarme con éste artículo.

  4. admin 30 de agosto de 2022 at 13:46

    ¡Muchísimas gracias a ti por leernos!. Nos enorgullece saber qué está calando uno de nuestros valores principales: compartir conocimiento de calidad sobre el sector energético.
    Te invitamos a que leas el resto de nuestras publicaciones del blog, dónde también tratamos otros temas del sector, redactados de forma que sean accesibles para todos los públicos y facilitando el aprendizaje de los conceptos del mercado energético.
    ¡Un saludo! 🔆

Escribe un comentario