cambio-de-comercializadora

24 de agosto de 2022

Te contamos todo lo que tienes que tener en cuenta cuando quieras realizar un cambio de comercializadora eléctrica

¿Quieres cambiarte de comercializadora y no sabes por dónde empezar? No te preocupes, seguramente no seas el único. En esta publicación te contamos las gestiones y trámites necesarios para cambiarte de comercializadora.

Antes del cambio de comercializadora eléctrica

Gracias a la liberalización del mercado energético los consumidores tienen a día de hoy la posibilidad de elegir su comercializadora de energía.

Un poder de elección que les permite comparar precios y servicios entre una amplia oferta de compañías y elegir aquella que más les conviene.

En la actualidad, este cambio de comercializadora es cada vez más frecuente por parte de los consumidores, que buscan tarifas más económicas que reduzcan el impacto de la subida de precios de la luz o servicios de atención al cliente más competitivos.

Pero, ¿cómo saber qué compañía es mejor en cada momento?

Con un simple análisis en tu buscador habitual puedes encontrar miles de comercializadoras y comparar aquellas con ofertas más atractivas según tus circunstancias, aunque si lo prefieres, siempre puedes consultar comparadores de comercializadoras eléctricas o pedir asesoramiento en una Oficina de información al consumidor.

Cambio de comercializadora eléctrica
Cambio de comercializadora eléctrica

¿Qué debes tener en cuenta para cambiarte de comercializadora?

No todas las comercializadoras ofrecen los mismos servicios o productos ni tampoco tienen las mismas condiciones o facilidades. Por ello, si ya tienes algún nombre en mente, te recomendamos que consultes en primer lugar esas condiciones y compares con el resto.

Condiciones y facilidades que ofrecen las comercializadoras

  • Compromiso de permanencia: Algunas comercializadoras imponen un compromiso de permanencia que debes cumplir si no quieres hacer frente a una penalización económica en caso de que abandones la compañía antes de tiempo.

    Este es un aspecto a tener en cuenta a la hora de cambiarse de comercializadora. En primer lugar, para elegir aquella compañía que te ofrezca condiciones más flexibles. En segundo lugar, si ya has decidido cambiarte y cuentas con un compromiso de permanencia en tu comercializadora actual, es importante analizar si te merece la pena cambiar ya o esperar a finalizar tu contrato.

    En Helios Energía te ayudamos a comparar el ahorro que obtendrás con el cambio inmediato de comercializadora vs el coste de penalización por no esperar a final de contrato. De este modo, podrás elegir con cifras en mano qué te conviene más en cada momento.
  • Bono social: Si eres un consumidor vulnerable y, por ende, candidato a beneficiarte del bono social, debes tener en cuenta que no todas las comercializadoras lo ofrecen.
  • Servicios adicionales: Hay compañías que te exigen la contratación de seguros o servicios adicionales que incrementarán tu cuota mensualmente. Deberás valorar la relación coste/beneficio para ver si realmente te interesa asumir ese coste por una tarifa más económica.
  • Compensación de excedentes en tu factura: cada vez es más habitual que las comercializadoras tengan planes especiales para sus clientes de autoconsumo, como la compensación de excedentes en su factura eléctrica. Es el caso de Helios Energía, donde es posible incluso llegar a compensar el 100% de la factura con los excedentes hasta dejarla en 0 €.
  • Servicio de atención al cliente: muchas comercializadoras, especialmente las de mayor tamaño, tienen sus servicios de atención al cliente subcontratados a empresas externas. En algunos casos esto se traduce en una atención deficiente e impersonal. Si eres de los que otorga especial importancia a la atención al cliente, busca comercializadoras que ofrezcan distintos canales de comunicación con sus consumidores. Las reseñas de Google y redes sociales suelen ser muy útiles para ver la experiencia de otros usuarios con la atención al cliente de una compañía.

Cuánto se tarda en cambiar de comercializadora

El cambio de una comercializadora a otra no es un proceso que ocurra de un día para otro, aunque pueden darse plazos de tiempo muy variables.

Hay casos en los que el cambio se ejecuta en tan solo un par de días y otros en los que puede llevar entre 15 y 20 días hábiles desde que se entrega toda la documentación. Es importante tener en cuenta que este plazo depende siempre de la distribuidora por lo que, aunque la gestión la realice la comercializadora, ésta no puede hacer nada por agilizar el cambio en la mayoría de los casos.

Cuánto cuesta cambiarse de comercializadora eléctrica

Cambiarse de compañía eléctrica es totalmente gratuito e ilimitado. Es decir, puedes cambiarte de comercializadora el número de veces que estimes oportuno. Lo que sí puede añadir algún coste es el pago de la penalización, en caso de que existiera un compromiso de permanencia con tu anterior comercializadora.

Desistimiento del cambio de comercializadora

Has solicitado el cambio de comercializadora y te arrepientes. ¡No te preocupes! La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios te permite rescindir o cancelar el nuevo contrato de luz en un plazo de 14 días.

En el caso de que tu contrato fuera con permanencia contarás con el mismo derecho de desistimiento.

Ten en cuenta que, si ese desistimiento se ejerce en un plazo cercano a la fecha límite, puede que compute algún consumo en esos días previos a la solicitud de cancelación, por lo que la comercializadora podrá realizar el cobro correspondiente a ese consumo.

Proceso de cambio de comercializadora

Cuando ya te has decidido por una comercializadora en concreto puedes comenzar la gestión por cuatro vías: vía telefónica, vía online, vía fax o acercándote a una oficina física (en el caso de que dispongan de una).

Las dos vías más frecuentes son la vía telefónica y la vía online, aunque no todas las comercializadoras cuentan con ambas posibilidades.

Una vez contactes con la comercializadora de preferencia, lo único que deberás presentar para realizar el cambio de comercializadora será una factura con tu antigua comercializadora, copia de DNI, número de cuenta y datos de contacto.

Estos son los documentos que te solicitarán habitualmente a la hora de gestionar un cambio de comercializadora, aunque puede que alguna compañía solicite más información.

Una vez que la comercializadora obtenga todos los documentos que te han solicitado, comenzará a gestionar el cambio.

Escribe un comentario