Electrodomésticos

11 de noviembre de 2022

Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), un hogar medio español consume alrededor de 4.000 kWh al año en electricidad, de los cuales aproximadamente el 62% corresponden al uso de electrodomésticos.

Teniendo en cuenta la coyuntura actual, caracterizada por los altos precios de la energía, no resulta mala idea conocer el gasto de cada uno de los aparatos que tienes en casa. Aunque seguramente no podrás prescindir de ninguno de ellos, sí tendrás la posibilidad de usarlos de manera más eficiente y a las horas más económicas del día. Por ello, en el blog de hoy te aclaramos cuáles son los electrodomésticos que más consumen.

El frigorífico, 24 horas funcionando

De todos los electrodomésticos que tenemos en casa, el frigorífico es, sin duda, el que mayor consumo tiene. La razón no es su potencia, inferior a la de un secador, sino su uso ininterrumpido, que hace que consuma una media de 662 kWh anuales, el20% de la energía de un hogar. 

Sin embargo, hay algunos trucos para reducir este consumo:

  • Elegir un aparato de alta eficiencia energética y con potencia regulable
  • Permitir la circulación de aire por su parte trasera
  • Limpiar ésta al menos una vez al año
  • Alejar el frigorífico de focos de calor y de la luz solar
  • No introducir en él alimentos calientes
  • No dejar la puerta abierta durante mucho tiempo
  • Desenchufarlo completamente cuando vayas a pasar largas temporadas fuera de casa.

El congelador

Va de la mano del frigorífico, ya que también funciona de manera prácticamente ininterrumpida. Por este motivo, consume una media de 563 kWh anuales, un 17% del consumo energético de un hogar. Al igual que con el frigorífico, te aconsejamos:

  • Desenchufarlo cuando te ausentes por periodos largos de casa.

La vitrocerámica

Es de los electrodomésticos que más consumen del hogar, concretamente unos 438 kWh anuales. La buena noticia es que los españoles la usamos de media seis horas semanales, aunque en términos generales su consumo representa casi el 14% del total de electrodomésticos de casa. Para reducir al máximo el gasto energético, te recomendamos:

  • Invertir en modelos de inducción, que consumen hasta el 40% menos que las vitrocerámicas tradicionales.

El televisor

Las cuatro horas de media que los españoles pasan frente al televisor lo convierten en el cuarto electrodoméstico en gasto energético del hogar, con un consumo de 263 kWh al año de media, un 8% del total. Su mayor o menor gasto depende del tipo de pantalla: la que menos energía consume es la de LED, seguida de la de LCD (cristal líquido) y la de plasma. La que más consume es la de tubo de rayos catódicos, todavía muy extendida aunque con tendencia a desaparecer.

Para reducir el gasto que supone este electrodoméstico, te aconsejamos:

  • Conectarlo a una base de conexión múltiple, con la que te será más fácil apagarlo y evitar el consumo fantasma (en stand by), que puede llegar a alcanzar los 40€ anuales.

La lavadora

Es la quinta gran consumidora del hogar, con 255 kWh anuales, un 8% respecto al resto de electrodomésticos, un consumo que puedes reducir de la siguiente manera:

  • Lavando con agua fría (el 80% del gasto energético de la lavadora proviene del calentamiento del agua).
  • Utilizando programas “eco”.
  • Eligiendo modelos de alta eficiencia energética.

La secadora

Es uno de los electrodomésticos que más consumen del hogar, aproximadamente cuatro veces más que un frigorífico o una lavadora, aunque su uso suele ser puntual. Para ahorrar energía, el IDAE recomienda:

  • Centrifugar la ropa antes de meterla en la secadora.
  • Elegir aquellos modelos que consumen menos, como los de bomba de calor, la versión a gas y los que cuentan con ciclos de enfriamiento progresivo.

El lavavajillas

Su gasto anual es de unos 246 kWh, lo que representa el 7,8% del consumo generado por los electrodomésticos del hogar. Entre las recomendaciones para reducir el gasto que genera se incluyen:

  • Utilizar el programa “eco”, con el que se puede ahorrar hasta un 20%, ya que el 90% de su gasto energético tiene lugar durante el calentamiento del agua.
  • Limpiar el filtro a menudo.
  • Reponer el abrillantador y las sales siempre que sea necesario.

A pesar de lo que pueda parecer, si se utiliza a su máxima capacidad, resulta más económico y ecológico que el lavado a mano.

El horno

Es uno de los electrodomésticos que más consumen, puesto que su funcionamiento está basado en la generación de calor a altas temperaturas en un breve periodo de tiempo. Su uso medio es de entre 2 y 3 horas semanales, es decir, unas 130-140 horas anuales. Para aumentar su eficiencia, se aconseja:

  • No precalentarlo para cocciones superiores a una hora.
  • No abrir la puerta mientras está cocinando.
  • Apagarlo un poco antes para aprovechar el calor residual.

El ordenador

Aunque su gasto energético no es demasiado elevado, un 5,2% del total del hogar, el contexto actual, en el que cada vez toma más fuerza el teletrabajo, hace que su tiempo de uso se esté alargando. Si quieres ahorrar en tu factura:

  • Elige ordenadores portátiles, que consumen menos que los de mesa, y de pantalla plana.

El microondas

Está presente en la mayoría de los hogares, gracias a su capacidad de calentar y descongelar rápidamente los alimentos. Aunque consume prácticamente lo mismo que un horno, su funcionamiento es mucho más eficiente. Por regla general, no se usa más de 90 horas anuales, por lo que su gasto es relativamente bajo comparado con otros electrodomésticos de uso diario.

Pequeños electrodomésticos

El resto de electrodomésticos que se suelen tener en casa, como la cafetera, la plancha, la batidora o el secador, suponen aproximadamente el 2,3% del consumo eléctrico de un hogar medio. En este sentido, hay que tener especial cuidado con los que producen calor, puesto que tienen potencias mayores y, por tanto, dan lugar también a consumos más elevados.

El aire acondicionado

Aunque lo encuentres al final de la lista, el aire acondicionado es uno de los electrodomésticos que más energía consumen. Concretamente, 16 kWh al día, es decir, nada más y nada menos que 480 kWh/mes. Lo que ocurre es que, por regla general, solo se usa un par de meses al año y no está presente en la mayoría de hogares españoles.

El termo eléctrico

Es el rey del consumo, con una media que oscila entre los 400 y los 3.000 kWh/año. Sin embargo, no es un electrodoméstico del que dispongan todos los hogares españoles, por lo que hemos decidido verlo aparte.

Muchas familias se enfrentan cada mes a elevadas facturas de luz por culpa de este aparato, que usan de manera ininterrumpida. Si éste es tu caso, debes saber que:

  • Puedes reducir enormemente el gasto usando enchufes temporizadores, con los que puedes programar el termo para que se encienda en las horas más económicas.

El consumo fantasma o ‘stand by’

Se trata del consumo que producen los aparatos eléctricos que permanecen continuamente enchufados (con la “lucecita roja”) aunque no estén siendo utilizados, como por ejemplo el televisor o el módem. Esta práctica supone entre el 7% y el 11% del gasto energético de una vivienda media, es decir, entre 40 y 60 euros anuales, según una encuesta realizada por la Agencia Internacional de Energía (AIE). Para evitarlo, te recomendamos:

  • Hacer uso de los enchufes inteligentes o ‘smart plugs’, enchufes electrónicos que se conectan a una toma de corriente y se gestionan a través del WiFi, con los que podrás controlar los dispositivos de forma remota para que no estén permanentemente enchufados.
ElectrodomésticoConsumo (kWh/año)% consumo
Frigorífico66220,2%
Congelador56317%
Vitrocerámica43813,6%
Televisor2638,3%
Lavadora/Secadora2558%
Lavavajillas2467,8%
Horno2317,6%
Standby2207%
Ordenador1725,2%
Microondas903%
Otros electrodomésticos762,3%

Tabla: Consumo medio anual de los electrodomésticos más usados en el hogar

Eficiencia energética de los electrodomésticos

Una de las claves para reducir el gasto eléctrico del hogar es elegir electrodomésticos lo más eficientes posibles desde el punto de vista energético. Aunque resulte más caro, un equipo eficiente consume hasta un 60% menos de electricidad que uno de alto consumo con las mismas prestaciones, por lo que el ahorro a medio-largo plazo está asegurado.

Desde el 1 de marzo de 2021, el etiquetado energético ha quedado establecido en siete categorías, de la A (máxima eficiencia energética) a la G (mínima), volviendo a la escala antigua que los consumidores reclamaban por ser más clara y comprensible.

Algunas etiquetas nuevas aportan otros datos además del consumo eléctrico, como la cantidad de agua utilizada (por ejemplo, en lavadoras y lavavajillas), la capacidad de almacenamiento o el ruido que producen. Asimismo, todas incluyen ya códigos QR que los usuarios pueden escanear para obtener información adicional.

Autoconsumo más tarifa eléctrica a tu medida

Todos estos consejos, unidos a la elección de un sistema de autoconsumo solar y de una adecuada tarifa eléctrica, adaptada a tus necesidades, pueden hacer que tu factura se reduzca considerablemente.

Los paneles solares no solo te permiten producir tu propia energía, sino que también contribuyen al cuidado del medio ambiente y te ofrecen un considerable ahorro. Si a esto le sumas una adecuada tarifa eléctrica para cuando tus placas solares no estén funcionando (por ejemplo, por la noche), que te permita aprovechar todos los excedentes producidos por tu instalación, el resultado puede ser una factura a coste cero. ¿Quieres comprobarlo? Ponte en contacto con nuestro departamento de Atención al Cliente y te informaremos de todo sin compromiso.

Consejos para reducir tu consumo energético si tienes paneles solares

Si eres propietario de paneles solares, tenemos algunas recomendaciones específicas para ti, con las que sacarás el máximo rendimiento a tu instalación y aumentarás el ahorro:

  • Elige una tarifa con batería virtual, de manera que puedas compensar en la factura el consumo que haces por la noche.
  • No confíes en los periodos tarifarios (valle, llano y punta), puesto que la situación del mercado eléctrico actual es tan inestable que no son del todo fiables. Por ejemplo, muchos días es más barato consumir en las horas centrales del día (periodo llano) que por la noche (periodo valle). Por este motivo, te recomendamos que consultes cada día los precios de la luz en nuestra sección de Tarifas.
  • Planifica tu consumo, es decir, intenta poner los electrodomésticos, como la lavadora, la secadora o el lavavajillas, en horario solar.
  • Revisa tu aplicación móvil para ver a qué horas produce más tu planta, con el fin de adaptar o programar los electrodomésticos que te sea posible en dicho horario.

Escribe un comentario